León y su provincia de la A a la Z

Un recorrido por algunas de sus maravillas, siguiendo el abecedario. La provincia de León ofrece numerosos atractivos de todo tipo: culturales, de naturaleza, festivos… y, naturalmente, gastronómicos. No en vano en 2018 es Capital Española de la Gastronomía. Hay mucho donde elegir. En esta ocasión hemos optado por guiarnos del abecedario y buscar un concepto para cada letra, de la A a la Z. Pero faltarían letras o habría que duplicar o triplicar cada una de ellas para expresar todo lo que León y su provincia ofrece. Este es sólo el aperitivo.

ASTORGA. La capital de la Maragatería es uno de los lugares más conocidos y emblemáticos de toda la provincia de León. Con poco más de 11.000 habitantes posee un patrimonio histórico y artístico difícil de igualar, lo que la ha convertido en uno de los lugares más turísticos de la provincia. Entre los sitios a visitar están su Plaza Mayor, su bella Catedral y el Palacio Episcopal, obra de Gaudí. En el aspecto goloso destacan las célebres mantecadas y su chocolate, que ha merecido tener un original museo.

BOTILLO/BIERZO. El Bierzo es una comarca situada en la parte Oeste de la provincia de León. La capital y ciudad más importante es Ponferrada que tiene más de 70.000 habitantes y es el núcleo de toda la comarca. Entre sus atractivos están Las Médulas, declarada como Patrimonio de la Humanidad, el Valle del Silencio y los monasterios de Peñalba y San Pedro de Montes, de un gran valor. El Bierzo es un lugar con una gastronomía muy importante. Tiene varias denominaciones de origen y marcas de calidad como los vinos del Bierzo, la manzana Reineta, las castañas o el Botillo, un embutido que combina carnes y huesos. Este último es uno de los platos más típicos de León, el producto más peculiar del Bierzo.

CATEDRAL. Conocida como “El sueño de la Luz” por sus espectaculares vidrieras, la Catedral de León es, sin duda, el principal monumento de la ciudad y una de las catedrales góticas más hermosas de Europa. Construida a principios del siglo XIII y terminada en el XV, presenta una gran unidad estilística, lo que la dota de una elegancia única, por lo que recibe el sobrenombre de la Pulchra Leonina. Las tres fachadas de la Catedral de León exhiben una de las mejores colecciones de esculturas góticas de la península. Sin embargo, lo más hermoso y espectacular de la Catedral de León, como se ha mencionado, no son sus esculturas o su arquitectura, sino el espacio interior, en el que la luz, con diferentes y coloristas tonalidades dependiendo a de la hora del día, nos envuelve.

CHORIZO, CECINA, CONGRIO… Entre los ricos productos de León, que le han hecho merecedora de ser Capital Española de la Gastronomía en 2018 destacan los embutidos, y de modo especial el chorizo que se elabora a partir de magro y panceta de cerdo picados y adobados con pimentón, ajo y sal. Tiene un sabor intenso ligeramente picante y es de textura agradable. Pero sin duda lo más característico de toda la provincia es la cecina. La materia prima utilizada son los cuartos traseros del ganado vacuno y ofrece apreciaciones gustativas aromáticas que la diferencian de cualquier otro producto cárnico: sabor característico, escasamente salada y de consistencia poco fibrosa. La letra C marca el inicio de otros muchos productos y platos de León, como el congrio, la caldereta de cordero, los cocidos maragato y montañés, carnes de buey, la cerveza artesana… Pero el resto de letras acogen muchos más.

DE LO NUESTRO ARTESANO. Los buenos productos leoneses requieren de buenas empresas que los acerquen al público. Buen ejemplo de ello puede ser, como muestra, “De lo nuestro artesano”, un raro nombre comercial para una empresa agroalimentaria del Bierzo, con productos elaborados con una calidad máxima. Enclavada en el municipio de Carracedelo, lleva más de 25 años transformando los más selectos ingredientes, para llevar a las mesas, unas conservas elaboradas como antaño. Algunos ejemplos: castañas en almíbar, mermelada de pera y manzana reineta, cerezas en whisky, dulce de higo, judión del monasterio cocido, mousse de pimiento asado del bierzo, crujiente de cebolla caramelizada…

ESQUÍ. La provincia de León cuenta con dos estaciones de esquí y de montaña en las que poder practicar todas las modalidades del deporte blanco. Esquí, snowboard, raquetas de nieve, trineo o esquí de fondo se pueden practicar en las estaciones de San Isidro, modernamente equipada, segura, familiar y de trato personalizado, que ofrece gran variedad de pistas con un total de 34 km. esquiables para todos los usuarios, desde el principiante al experto esquiador y en Leitariegos, ideal para la iniciación en los deportes del esquí y snowboard en las siete pistas que discurren sobre la base del Cueto Arbas, el primer 2.000 de la Cordillera Cantábrica por el oeste; ambas en plena Cordillera Cantábrica.

FORO Y OFERTA, CABEZADAS. Durante todo el año, fiestas populares de reconocido prestigio salpican cada rincón de la provincia leonesa. Una de las más singulares tiene lugar en la capital el último domingo de abril. Se llama “Foro y Oferta” aunque es más conocida como “Las cabezadas”. La fiesta se basa en una antigua rogativa de 1158 a San Isidoro para conseguir lluvia tras una larga sequía. El éxito de la petición hizo que los gobernantes de la ciudad acudieron “voluntariamente” a la Real Colegiata de San Isidoro para entregar en ofrenda un cirio de una arroba y dos hachas de cera. El Abad y el Cabildo los aceptaron, aunque consideraron que tenía carácter obligatorio, o de foro. Así se desató un interminable pleito que, cada último domingo de abril, reproduce una batalla dialéctica entre el síndico de la Corporación municipal y el capitular del Cabildo, una disputa oratoria plagada de guiños e ironía, y destinada a culminar en tablas. La despedida del Ayuntamiento y el Cabildo es el momento más pintoresco de la celebración y razón por la que se la conoce como “Las Cabezadas”: canónigos y concejales se hacen reverencias, doblándose casi en ángulo recto hasta tres veces, en un ademán que arranca las risas y los aplausos del público.

GRIAL. Otro de los grandes monumentos de León es la Basílica de San Isidoro, uno de los conjuntos románicos más importantes de España. Sin duda entre los objetos que forman su espectacular Tesoro, destaca el cáliz de ágata del siglo XI, que algunos consideran es el Santo Grial, la copa en la que bebió Jesús en la Última Cena. Entre sus más firmes defensores está Margarita Torres, concejala de Cultura del ayuntamiento leonés y autora, junto a J. M. Ostega del libro “Los Reyes del Grial” que cuenta su historia y “demuestra” su autenticidad. Lo sea o no merece una visita, así como al Panteón Real con su magníficos frescos en paredes y techos.

HÚMEDO. El barrio Húmedo es sinónimo de ir de tapas y disfrutar la gastronomía leonesa en pequeñas porciones. La cecina, los chorizos, morcillas y embutidos derivados del cerdo en general son muy comunes en las tapas que se regalan generosamente en cada uno de los bares del barrio de la capital que, por cierto, tiene la mayor concentración de bares por habitante de toda España. Dada la competencia, los locales se han ido poco a poco especializando y la gente va a ese local en el que ya sabe que hay esto o lo otro. Por ejemplo, las patatas del Flechazo, las morcillas de La Bicha, etc.

ISOBA. Como ejemplo de uno de los casi 800 pueblos y aldeas de la provincia de León, hemos elegido Asoba, el pueblo situado más al norte del municipio y el último antes de llegar a la Estación de Esquí de San Isidro. Isoba es conocido hoy sobre todo por sus lagos de origen glaciar, el Ausente y el de Isoba. Lagos de aguas heladas y tranquilas, pero rodeados de leyendas basadas en crueles venganzas y en amores imposibles. Hoy, estos lagos, junto a otras pequeñas lagunas, como las del valle del Haza, son uno de los principales atractivos turísticos de la zona.

JIMENEZ DE JAMUZ/ EL CAPRICHO.
Este es otro de los pueblos leoneses sin mayor historia, y sin embargo es conocido a nivel mundial. Lo que le ha dado fama es el restaurante El Capricho de José Gordón, de quien nada menos que The Times o Vogue han destacado que ofrece la mejor carne del mundo. La cocina del Capricho mantiene los sabores de la memoria con sencillez y tradición. Su especialización en las carnes rojas y de modo muy especial en las de buey, le ha convertido en un lugar de referencia para los amantes de la carne.

KILOMETROS de senderos y rutas. Todo el territorio leonés está cruzado por grandes rutas turísticas y senderos donde practicar deportes. El Camino de Santiago –León acoge el tramo más largo de este camino secular–, la Ruta de la Plata y la Ruta Transcantábrica son ejes que vertebran el paso de los siglos y permiten disfrutar al visitante de los insólitos contrastes que ofrece la provincia. Todas las comarcas leonesas ofrecen posibilidades para poder disfrutar del patrimonio natural, humedales, lagos y riberas de ríos; del patrimonio histórico, vías romanas o de la trashumancia y de toda la fauna característica de la variada orografía leonesa.

LENTEJA PARDINA. Esta es sólo una muestra de las muchas hortalizas, verduras y legumbres que se ofrecen en la provincia de León. De estas últimas las hay insuperables, como la Alubia de La Bañeza o la Lenteja Pardina de Tierra de Campos. La Lenteja Pardina puede presumir de ser la indiscutible anfitriona de los platos de la zona Esla-Campos y Sahagún. Una legumbre con Indicación Geográfica Protegida que se caracteriza por su piel lisa y ligeramente harinosa, y un sabor suave y agradable al paladar.

MÉDULAS. León cuenta con numerosos Espacios Naturales protegidos, entornos de gran riqueza paisajística, con flora y fauna características y autóctonas, que han logrado, por su riqueza ecológica, la catalogación como Parques Nacional, Regional, Monumento Natural o Reserva de la Biosfera. Pero sin duda la estrella de la provincia son Las Médulas consideradas Patrimonio de la Humanidad. Modelado por la mano del hombre ha dado lugar a un contraste entre el entorno y los restos en un rojo intenso de lo que un día fueron las entrañas de la montaña. Fue la mayor mina a cielo abierto de todo el Imperio Romano y hoy conforma uno de los paisajes más originales de toda la geografía española y europea.

MONASTERIO DE CARRACEDO. Muchos son los monasterios, iglesias, castillos y palacios que se desparraman por el espacio leonés. Uno de los que más llama la atención, pese a estar en buena parte en ruinas, es el Monasterio de Carracedo, una antigua abadía, fundada en el año 990 por la orden Benedictina y posteriormente perteneciente a la orden del Cister. Desde 1988, la Diputación Provincial de León, propietaria con el Obispado astorgano del edificio, ha promovido una restauración más ambiciosa y una excavación arqueológica. Se ha instalado un museo dedicado a sus orígenes e historia.

MUSAC/MUSEOS. En muchos lugares en la provincia de León existe un amplio patrimonio artístico, natural, etnográfico, industrial e histórico que se exhibe con orgullo. Este hecho constituye una amplia red de museos con un valioso valor turístico y didáctico. En la capital, destaca el MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León) que es una de las joyas arquitectónicas de toda la provincia, tan interesante por fuera como por dentro, donde sus exposiciones permanentes y temporales ofrecen uno de los mejores ejemplos del panorama artístico contemporáneo.

NICANORES DE BOÑAR. El mimo que ponen los leoneses en la mesa se muestra en creaciones reposteras como las Mantecadas de Astorga, los Nicanores de Boñar y los Lazos de San Guillermo. Hacia el año 1880 en Boñar, un pueblo de la montaña leonesa, el pastelero Nicanor Rodríguez creó un tipo de dulce a base de finas capas de hojaldre, que con el tiempo se convertiría en uno de los más sutiles y típicos de España, así como de los pocos que han sabido ganar reconocimiento internacional y atravesar nuestras fronteras. Es un exquisito hojaldre cuya principal materia prima es la mantequilla. La finura de sus capas lo hacen tan frágiles que prácticamente se disuelven en la boca, como lo haría la propia mantequilla.

ÑAM ÑAM. En las letras anteriores ya se ha dado cuenta de varias de las exquisiteces que la provincia de León ofrece al paladar, y en las letras que siguen, aún hay más. La gastronomía ha pasado a ser uno de los principales motivos de atracción turística. En el caso de León, si la materia prima es excepcional, la manera de mimarla y presentarla ante el comensal es sublime. León cuenta con un sector hostelero de bandera. Respeto a la tradición. Esfuerzo y profesionalidad. Superación y vanguardia. Una colección de recetas que sintetiza las tradición culinaria de todas las comarcas leonesas, la enriquece y deja exquisitos platos tan renombrados como el cocido maragato, el botillo berciano, el bacalao al ajo arriero, las ancas de rana, las sopas de trucha o la olla ferroviaria.

OMAÑA. El valle de Omaña, junto con Alto Bernesga, Babia, Los Argüellos, el Valle de Luna y de Laciana atesoran la mayor concentración de Reservas de la Biosfera del territorio europeo. Esta importante distinción, concedida por la UNESCO, da una idea clara del importante patrimonio natural, cultural y etnográfico de este territorio.
La zona es conocida genéricamente como Cuatro Valles y cuenta con espectaculares hayedos, castañares, robledales, abedulares, sabinares, pinares, lagos de montaña, hoces… y la gran joya de la corona: la cueva de Valporquero, de la que hablamos en la letra V.

PONFERRADA. Segunda ciudad en importancia de la provincia de León, el monumento más importante de Ponferrada es su Castillo Templario, que con más de 8.000 m2 de superficie, es uno de los más impresionantes de todo el Estado. Junto al Castillo se inician las callejuelas que llevan al casco histórico de Ponferrada. De noche, iluminado, conserva una magia especial, como todo lo que rodea al mito templario. En Ponferrada radica la mayor oferta de cultura y ocio a nivel comarcal pero para disfrutar de todo El Bierzo hay que desplazarse por varias zonas próximas.

QUESO DE VALDEÓN. De entre los variados quesos que se producen en la provincia de León, tal vez el más conocido es el queso de Valdeón, que se encuadra dentro de la familia de los quesos azules, y es elaborado de forma artesanal en los Picos de Europa. De olor penetrante y un sabor intenso con notas saladas y picantes, se elabora con leche de cabra, vaca o ambas dejándolo madurar en cuevas naturales. Su sabor es intenso, ligeramente láctico, mantecoso, fundente al paladar y con un persistente aroma. Ideal para consumir extendiéndolo sobre pequeñas porciones de pan de hogaza y acompañándolo con un buen vino de cuerpo fuerte.

RUTA DE LA PLATA. La riqueza de la provincia de León, de su historia, de sus pueblos y de sus gentes se debe sobre todo al importante cruce de caminos que atraviesan todo su territorio. Entre ellas la Vía de la Plata que fue una gran calzada romana que recorría el país de norte a sur en tiempos del Imperio Romano. Era la principal vía comercial de entonces y hoy es punto de partida de un importante itinerario turístico que une Asturias, en el norte, con Andalucía, en el sur. En su recorrido por la provincia de León salen al paso los lugares más destacados y de interés, como La Bañeza, Astorga, la capital León, La Pola de Gordón, la Maragatería, Villafranca del Bierzo, Ponferrada y Las Médulas.

SAHAGÚN. Cabecera de la conocida como Tierra de Campos se encuentra Sahagún, Conjunto Histórico Artístico, histórica ciudad que se extiende sobre un suave montículo y cuyo centro neurálgico es la Plaza Mayor, que conserva su estructura de soportales. En sus calles pueden contemplarse algunas casas de entramados de madera y ladrillo o con revocos de paja y barro. Su producto más característico es el puerro cuyo cultivo en Sahagún se remonta a las primeras comunidades benedictinas en esta villa leonesa. Con Marca de Garantía, tiene un aroma afrutado y acebollado, jugoso, tierno, crujiente y fácilmente masticable. Esta maravilla se puede consumir en fresco, en conserva o en crema, aplicado, en cada caso, a distintas fórmulas gastronómicas.

TERNERA DEL BIERZO. No se equivoca demasiado el tópico que subraya el gusto de los leoneses por las buenas carnes que proliferan en la provincia. No se puede discutir, por ejemplo, los excelentes sabores del Lechazo Montañas del Teleno, con Marca de Garantía, suprema variante del lechazo de Castilla y León. Muy especial es la Ternera del Bierzo. El secreto de la calidad de esta materia prima es la alimentación natural, con leche materna hasta el destete, después de cuatro meses, para luego ir habituándola a la hierba, heno, alfalfa y paja. Su carne rosada y brillante, con grasa de color blanco, ligeramente húmeda, consistente y de textura fina y tierna le ha hecho acreedora de la Marca de Garantía que reconoce su excelencia.

UVA PRIETO PICUDO. Esta especialidad es una variedad autóctona de la otra zona vinícola de León, junto con el Bierzo donde se utiliza la Mencía, para los tintos, y Doña Blanca y Godello, para los blancos, que abarca la influencia de dos riberas, Esla y Cea. Hay noticias ya en el siglo XI sobre las cosechas que surtían a los monasterios de Sahagún con uva Prieto Picudo. Con ella se consigue un vino tradicional de la “Tierra de León”, un clarete con aguja natural. Se elabora añadiendo al mosto en fermentación racimos enteros y muy sanos de la Prieto Picudo. Los vinos conseguidos adquieren más color, más cuerpo y más aroma, y con mayor notoriedad del CO2.

VALPORQUERO. Son unas de las cuevas más grandes y espectaculares del norte de España. Los visitantes pueden andar por un camino habilitado de casi 4 kilómetros de longitud a lo largo del cual se ven numerosas formaciones de estalactitas y estalagmitas. Se recorren seis salas que van ganando en complejidad y diversidad de formaciones geológicas. Las últimas que se visitan son aún más espectaculares. La Gran Vía, a pesar de su nombre es de escasa anchura, con 8 metros de ancho; sin embargo, destaca su altura de 40 metros. Aunque hay escasas formaciones geológicas, las que existen son de gran magnitud, con estalactitas de varios metros de longitud. La
Maravillas es la sala más completa de las seis visitables al ser la que mas formaciones geológicas posee y más variadas. El techo se encuentra repleto de estalactitas de diversos tamaños y colores. Los espeleólogos pueden llegar atravesando estas grutas hasta el mismo río Torío.

WEEKEND PURPLE. En realidad su nombre oficial en inglés es al revés, Purple Weekend. Es un buen ejemplo de los numerosos festivales, fiestas y celebraciones que ofrece la provincia y la ciudad de León. Varios escenarios, locales, volcados en la propuesta, mucho patear, calle y tapear en los bares, y actividades para todos los públicos, son las credenciales de este evento urbano en el que la única bandera es el rock and roll. Durante cuatro días las mejores bandas de la escena pasan por las tablas del Purple Weekend. Tiene lugar del 6 al 9 de diciembre.

ZANETTI VELA. También este nombre está al revés. Se trata de José Vela Zanetti, burgalés de nacimiento pero leonés de adopción. Artista de pintura inconfundible, de trazos fuertes y colorista, Vela Zanetti supo reflejar los colores dorados de los campos de Castilla. En sus obras cobraban protagonismo los paisajes, bodegones y retratos, así como sus particulares versiones de mitos nacionales, logrando dotar a las figuras de gran protagonismo e imprimiendo, sobre todo en las manos, un marcado carácter monumental. Hay una ruta en León que recorre sus principales murales, el recorrido pone de manifiesto la dedicación del pintor por la pintura mural de la que dejó valiosas muestras en diversos lugares del mundo.

Enrique Sancho

Más información:
http://turisleon.com/es/
http://www.leon.es/
http://www.aytoleon.es/

La entrada León y su provincia de la A a la Z se publicó primero en Viajes 24 horas.

Ir a la fuente
Author: viajes24horas